Los albaceas en una herencia

En una sucesión, los albaceas son los encargados de ejecutar la voluntad del testador. Se trata de un cargo de Derecho privado, voluntario y gratuito, que tiene que nombrar el testador, por lo que es un acto personalísimo y no cabe delegación o representación, pudiendo ser uno o varios, pero nunca un menor de edad. Los albaceas tendrán todas las facultades que expresamente les haya conferido el testador, y no sean contrarias a las leyes.

Así, el albacea tiene como funciones resolver los asuntos urgentes en el tiempo del fallecimiento, fomentar el cumplimiento más exacto y puntual de la última voluntad de los testadores, facilitar la conservación y administración del caudal relicto y, si se incluye en su ámbito la modalidad específica de comisario, distribuir dicho caudal pacífica y ágilmente entre los coherederos.

El ámbito de ejecución es determinado por el testador, pero si no determinasen las facultades de los albaceas, la ley determina las siguientes:

  • Disponer y pagar los sufragios y el funeral del testador con arreglo a lo dispuesto por él en el testamento; y, en su defecto, según la costumbre del pueblo.
  • Satisfacer los legados que consistan en metálico, con el conocimiento y beneplácito del heredero.
  • Vigilar sobre la ejecución de todo lo demás ordenado en el testamento, y sostener, siendo justo, su validez en juicio y fuera de él.
  • Tomar las precauciones necesarias para la conservación de los bienes con intervención de los herederos presentes.

Si no se determina el plazo de actuación, será de un año. El albaceazgo termina por la muerte, imposibilidad, renuncia o remoción del albacea, y por el lapso de término señalado por el testador, por la ley y, en su caso, por los interesados.

Si quiere nombrar un albacea en su testamento, o ha sido nombrado como tal y no sabe cómo proceder, consulte con nuestros abogados expertos en derecho de sucesiones y herencias. Encontrará nuestro despacho en Bilbao, desde donde podemos asesorarle.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE