Aceptación del heredero

Toda herencia podrá ser aceptada pura y simplemente, o a beneficio de inventario. ¿Qué quiere decir esto? Si tiene que recibir una herencia y no está seguro de cómo debe proceder, le recomendamos que no dude en ponerse en contacto cuanto antes con nuestro despacho de abogados en Bilbao. Somos expertos en derecho sucesorio y podemos explicarle con todo detalle todas y cada una de las trabas que puede encontrarse a la hora de repartir una herencia.

Volviendo al caso, esto es lo que significa una aceptar una herencia de forma pura y simple, o a beneficio de inventario, y cuáles son las diferencias.

  • Pura y simple: Cuando el heredero responde con todo su patrimonio (herencia y el suyo propio. Por la aceptación pura y simple, o sin beneficio de inventario, quedará el heredero responsable de todas las cargas de la herencia, no sólo con los bienes de ésta, sino también con los suyos propios.
  • A beneficio de inventario: Cuando el heredero no queda obligado a pagar las deudas y demás cargas de la herencia si no es con los bienes de la propia herencia y hasta donde ellos alcancen.

A su vez, la aceptación pura y simple del heredero puede ser expresa o tácita. La aceptación pura y simple puede ser expresa o tácita. Expresa es la que se hace en documento público o privado. Tácita es la que se hace por actos que suponen necesariamente la voluntad de aceptar, o que no habría derecho a ejecutar sino con la cualidad de heredero. Los actos de mera conservación o administración provisional no implican la aceptación de la herencia, si con ellos no se ha tomado el título o la cualidad de heredero.

  • Expresa: se manifiesta la voluntad de aceptar por escrito, en documento público o privado.
  • Tácita: se manifiesta la voluntad de aceptar por actos que la implican necesariamente o bien porque son actos que no se podrían ejecutar sin tener la condición de heredero.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE