• Sergio Lorenzo Ruiz Aparicio, especialista en herencias y testamentos

    Abogados de herencias y testamentos en Bilbao.

  • Expertos en Derecho de Sucesiones en Bilbao

    Abogados especialistas en Derecho de Sucesiones.

  • Contacte con Sergio Lorenzo Ruiz Aparicio

    Respondemos a toda las consultas on-line

ABOGADOS DERECHO DE SUCESIONES

Rss

La declaración de herederos

La declaración de herederos

La declaración de herederos
Cuando una muerte es inesperada o la persona fallece antes de lo que se esperaba puede darse el caso de que no haya dejado testamento, en ese caso lo que se suele hacer es la declaración de herederos que puede ser de dos tipos: notarial o judicial.

La declaración de herederos notarial es un documento público que consiste en indicar qué parientes de la familia tienen derecho a la herencia.

Según la ley vigente cuando no hay testamento los que heredarían en primer lugar serían los descendientes, es decir, los hijos, seguidos de los ascendientes y en tercer lugar el cónyuge. Esta declaración de herederos se haría ante un Notario cualificado del la ciudad donde tuviera su último domicilio el fallecido.

Para este tipo de declaración habría que presentar en la notaría el Documento Nacional de Identidad del fallecido, el certificado de defunción, el certificado del Registro de Actos de Última Voluntad, el libro de familia y dos testigos que conozcan a la familia pero que no sean parientes.

Por otro lado la llamada declaración de herederos judicial es aquella que tiene lugar cuando la persona fallecida no ha dejado testamento y cuando los herederos no son ni los ascendientes, ni los descendientes, ni los hermanos.

En ese caso dicha declaración la debería hacer el juez con todos los trámites que esto supone. Los gastos de estos trámites son mucho más elevados que lo que hubiera costado hacer un testamento en su día. En la declaración de herederos ante el juez el coste suele ser bastante elevado también.

Los expertos recomiendan que es preferible hacer un testamento por muy joven que se sea, porque es una forma de dejar los bienes repartidos a su gusto y en caso de que sucediera lo peor evitar complicaciones entre los herederos e incluso disputas familiares.
Tipos de sucesiones

Tipos de sucesiones

Al morir una persona, sus bienes se reparten entre sus herederos. Esta persona ha podido dejar un testamento para fijar la distribución de sus bienes por escrito, bien no haberlo hecho, abriéndose entonces la sucesión legal. Entonces, esto quiere decir que podemos encontrar distintos tipos de sucesiones por causa de muerte. ¿Cuáles son? Se lo explicamos desde nuestro despacho de abogados en Bilbao.

Voluntaria. La persona del sucesor ha sido designada libremente por el difunto. El fenómeno sucesorio está regulado por un negocio jurídico unilateral como es el testamento, o mediante convenio, que es el pacto sucesorio (regla excepcional, prohibida en el Código civil. En el Código civil, sólo se permite el testamento unilateral, pero sólo en algunos derechos forales, como en el Derecho Aragonés cabe que sea unipersonal, pluripersonal o mancomunado, y también es posible disponer en pacto sucesorio de forma voluntaria.

Legal. Cuando la designación del sucesor y la regulación del fenómeno sucesorio la hace la ley. Se va a dar cuando, en principio, no se ha otorgado testamento o pacto sucesorio, o cuando el testamento no es válido o es ineficaz. En el Código civil, la sucesión legal la llamamos intestada o ab intestato, que va a funcionar en defecto de sucesión testamentario puesto que no existe (nulo) o porque es ineficaz. Por ejemplo, es ineficaz cuando una persona no acepta una herencia, y no existe cuando no hay herederos. El Código civil establece dentro de la sucesión legal, la sucesión forzosa, que implica que una parte de la herencia va a parar a los legitimarios, ya designados por la ley.

Mixta. Cuando el fenómeno hereditario se regula tanto por la voluntad del difunto como por la ley. La sucesión se defiere por la voluntad del hombre manifestada en testamento y, a falta de éste, por disposición de la Ley. La primera se llama testamentaria, y la segunda legítima. Podrá también deferirse en una parte por voluntad del hombre, y en otra por disposición de la Ley.
Los albaceas en una herencia

Los albaceas en una herencia

En una sucesión, los albaceas son los encargados de ejecutar la voluntad del testador. Se trata de un cargo de Derecho privado, voluntario y gratuito, que tiene que nombrar el testador, por lo que es un acto personalísimo y no cabe delegación o representación, pudiendo ser uno o varios, pero nunca un menor de edad. Los albaceas tendrán todas las facultades que expresamente les haya conferido el testador, y no sean contrarias a las leyes.

Así, el albacea tiene como funciones resolver los asuntos urgentes en el tiempo del fallecimiento, fomentar el cumplimiento más exacto y puntual de la última voluntad de los testadores, facilitar la conservación y administración del caudal relicto y, si se incluye en su ámbito la modalidad específica de comisario, distribuir dicho caudal pacífica y ágilmente entre los coherederos.

El ámbito de ejecución es determinado por el testador, pero si no determinasen las facultades de los albaceas, la ley determina las siguientes:
  • Disponer y pagar los sufragios y el funeral del testador con arreglo a lo dispuesto por él en el testamento; y, en su defecto, según la costumbre del pueblo.
  • Satisfacer los legados que consistan en metálico, con el conocimiento y beneplácito del heredero.
  • Vigilar sobre la ejecución de todo lo demás ordenado en el testamento, y sostener, siendo justo, su validez en juicio y fuera de él.
  • Tomar las precauciones necesarias para la conservación de los bienes con intervención de los herederos presentes.
Si no se determina el plazo de actuación, será de un año. El albaceazgo termina por la muerte, imposibilidad, renuncia o remoción del albacea, y por el lapso de término señalado por el testador, por la ley y, en su caso, por los interesados.

Si quiere nombrar un albacea en su testamento, o ha sido nombrado como tal y no sabe cómo proceder, consulte con nuestros abogados expertos en derecho de sucesiones y herencias. Encontrará nuestro despacho en Bilbao, desde donde podemos asesorarle.
El heredero

El heredero

El heredero es un auténtico sucesor, no un adquirente, que se subroga en todas las relaciones jurídicas que sean transmisibles del causante -tanto las activas como las pasivas-, excluyendo las que el causante atribuya a título de legado a otros sujetos.

El heredero sucede en bloque, en todo, en una misma vez para todas las relaciones jurídicas de ese patrimonio. Además, no se le exigen requisitos o formalidades. Sucede por ministerio de la ley en la posesión de todos los bienes hereditarios, incluidos los específicamente legados. Esto significa que tendrá la obligación de entregar el bien legado a los legatarios, ya que el heredero tiene la posesión civilísima de toda la herencia, incluso de los bienes legados.

También pueden surgir nuevas relaciones jurídicas que no existían, incluso las responsabilidades por deudas hereditarias. Además debe velar por el buen nombre del causante, pudiendo interponer querellas criminales por injurias y calumnias contra el fallecido, puesto que tiene legitimación activa y pasiva para las acciones de filiación, etc.

La figura del heredero no sirve simplemente para obtener una cantidad de bienes o dinero. Además, llegar a ser heredero puede ocurrir de dos formas: bien por voluntad del testador, que es quien ha fallecido, bien por sucesión legal, que se produce cuando una persona fallece sin haber redactado un testamento que determine la futura disposición de sus bienes.

Aceptar la herencia, o renunciarla, son otros dos motivos de peso para consultar un abogado. Los trámites legales no son sencillos para ninguno de los dos casos, por lo que contar con el apoyo de nuestros abogados, profesionales del derecho civil, le será de gran ayuda para no incurrir en ningún error y evitar problemas futuros.

No dude en visitar nuestro despacho de abogados, expertos en derecho de sucesiones. Desde Bilbao, le ofrecemos soluciones claras y sencillas a todos sus problemas.
Derecho de representación, de transmisión y de acrecer

Derecho de representación, de transmisión y de acrecer

¿Qué quieren decir estos conceptos? Se lo explicamos desde nuestro despacho de abogados en Bilbao.

Uno de los requisitos para suceder es que el llamado a la herencia sobreviva al causante o al testador en su caso. Con las personas que premueren al testador o al causante se nos plantea qué ocurre.

En estos casos puede que se dé el Derecho de representación. Se refiere en concreto a la sucesión legal, cuando uno de los llamados a la herencia premuere, es incapaz (causa indignidad) o renuncia. En los primeros casos se da el derecho de representación en favor de sus descendientes; no en la renuncia.

Si uno de los llamados a la herencia sobrevive al causante pero fallece sin aceptar ni repudiar la herencia, se dará entonces el Derecho de transmisión, lo que supone que este derecho de aceptar o repudiar pasará a sus herederos.

Si no hay Derecho de representación (porque no tiene descendientes, porque el llamado renuncia o porque se da el Derecho de transmisión pero no tiene hijos), se dará el Derecho de acrecer.

He aquí un ejemplo práctico.
  • Deben sobrevivir al testador y ser capaces. Si A no pudiera suceder porque premuere o es incapaz, se dará el Derecho de representación a favor de a1 y a2; se pondrán en el lugar de A y sucederán por estirpes, es decir, entre ambos recibirán 1/3 de la herencia (que es lo que le correspondía a A), 1/6 cada uno.
  • Si A sobrevive al testador pero muere sin aceptar ni repudiar la herencia, se dará el Derecho de transmisión, por lo que a1 y a2 tendrá que aceptar o repudiar la herencia de A, para poder adquirir el derecho de aceptar o repudiar la herencia de C (el causante).
  • Si no se da el Derecho de representación y no tiene hijos, o se da el Derecho de transmisión y no tiene hijos, o bien se repudia la herencia, se dará el Derecho de acrecer. En este caso la parte de A acrecería las cuotas de B y D, recibiendo cada uno de ellos ½ de la herencia.
Aceptación del heredero

Aceptación del heredero

Toda herencia podrá ser aceptada pura y simplemente, o a beneficio de inventario. ¿Qué quiere decir esto? Si tiene que recibir una herencia y no está seguro de cómo debe proceder, le recomendamos que no dude en ponerse en contacto cuanto antes con nuestro despacho de abogados en Bilbao. Somos expertos en derecho sucesorio y podemos explicarle con todo detalle todas y cada una de las trabas que puede encontrarse a la hora de repartir una herencia.

Volviendo al caso, esto es lo que significa una aceptar una herencia de forma pura y simple, o a beneficio de inventario, y cuáles son las diferencias.
  • Pura y simple: Cuando el heredero responde con todo su patrimonio (herencia y el suyo propio. Por la aceptación pura y simple, o sin beneficio de inventario, quedará el heredero responsable de todas las cargas de la herencia, no sólo con los bienes de ésta, sino también con los suyos propios.
  • A beneficio de inventario: Cuando el heredero no queda obligado a pagar las deudas y demás cargas de la herencia si no es con los bienes de la propia herencia y hasta donde ellos alcancen.
A su vez, la aceptación pura y simple del heredero puede ser expresa o tácita. La aceptación pura y simple puede ser expresa o tácita. Expresa es la que se hace en documento público o privado. Tácita es la que se hace por actos que suponen necesariamente la voluntad de aceptar, o que no habría derecho a ejecutar sino con la cualidad de heredero. Los actos de mera conservación o administración provisional no implican la aceptación de la herencia, si con ellos no se ha tomado el título o la cualidad de heredero.
  • Expresa: se manifiesta la voluntad de aceptar por escrito, en documento público o privado.
  • Tácita: se manifiesta la voluntad de aceptar por actos que la implican necesariamente o bien porque son actos que no se podrían ejecutar sin tener la condición de heredero.
La partición de la herencia

La partición de la herencia

Cuando se heredan bienes indivisible entre varias personas, hay un derecho a la división de la comunidad hereditaria, que lo tienen todos los coherederos. Se trata de una forma de extinción de la comunidad hereditaria. Antes de que se dé la partición, habrá que pagar las deudas hereditarias, y además, no debe ser dañada la legítima. Cuando llegue el momento de la partición habrá que hacer la colación. El remanente habrá que repartirlo en proporción a las cuotas de cada heredero. La partición puede ser total (hacerla de una vez) o parcial (en varias veces). Nuestro Código Civil establece además que ningún coheredero puede ser obligado a permanecer en la indivisión de la herencia, a menos que el testador prohíba expresamente la división. De todas formas, siempre existirá alguna manera de disolverla, mediante alguna de las causas de extinción de las sociedades. ¿Qué pasos hay que seguir para la partición?
  • Inventario de los bienes.
  • Valoración de los bienes. Colación.
  • Liquidación
  • Adjudicación. A veces se adjudican bienes para el pago de deudas. Si las cuotas son iguales, la adjudicación tiene que ser en lotes lo más iguales posibles. Si no se ponen de acuerdo los herederos, tendrá que haber un sorteo entre ellos; habrá que intentar ponerse de acuerdo, sino será el juez quien decida, y si tampoco hay acuerdo, habrá subasta pública. Si las cuotas son diferentes, se adjudicarán lotes según la cuota que corresponde a cada uno.
¿Quiénes pueden pedir la partición?
  • Los coherederos.
  • El heredero instituido bajo condición resolutoria.
  • Los legatarios de parte alícuota.
  • El adquirente de la cuota enajenada.
  • Los acreedores del partícipe que haya repudiado la herencia en perjuicio de acreedor.
Si quiere recibir mejor asesoramiento acerca de cómo dividir la herencia familiar, póngase en contacto con nuestros abogados expertos en herencias. Puede encontrar nuestro despacho en Bilbao.
Normas de Derecho Internacional Privado sobre sucesiones

Normas de Derecho Internacional Privado sobre sucesiones

Nuestra Constitución dice que la materia de sucesiones es competencia del Estado, pero no exclusivamente, puesto que las Comunidades Autónomas forales con un Derecho foral vigente podrán modificar, conservar y desarrollar como estimen oportuno el Derecho de sucesiones. Cataluña, Aragón, Baleares, País Vasco y Galicia tienen competencia para ello.

 El Derecho de sucesiones del Código Civil se aplica a todas las Comunidades sin esta peculiaridad, y de forma subsidiaria en las que sí lo hay, cuando en alguna materia no han conservado, modificado o desarrollado el Derecho de sucesiones.

En Bilbao, por tanto, se aplica el derecho foral de la comunidad. En este caso, la Ley personal correspondiente a las personas físicas es la determinada por su nacionalidad. Dicha Ley regirá la capacidad y el estado civil, los derechos y deberes de familia y la sucesión por causa de muerte, lo que implica que las normas de Derecho internacional privado se aplicarán a todas las Comunidades Autónomas.
En concreto, se dice que la sucesión por causa de muerte se regirá por la Ley nacional del causante en el momento de su fallecimiento, cualesquiera que sean la naturaleza de los bienes y el país donde se encuentren.

Sin embargo, las disposiciones hechas en testamento y los pactos sucesorios ordenados conforme a la Ley nacional del testador o del disponente en el momento de su otorgamiento conservarán su validez, aunque sea otra la Ley que rija la sucesión, si bien las legítimas se ajustarán, en su caso, a esta última. Los derechos que por ministerio de la Ley se atribuyan al cónyuge que sobreviva, se regirán por la misma Ley que regule los efectos del matrimonio, a salvo siempre las legítimas de los descendientes; esto es, a la sucesión se le aplica la Ley nacional del causante en el momento de su fallecimiento.

Si le ha quedado alguna duda, pásese por nuestro despacho de abogados. Nos encontrará en Bilbao, dispuestos a ayudarle en temas de herencias y sucesiones.
Copyright © Abogado Herencias Bilbao · 944 239 468 · Sergio Ruiz Aparicio Todos los derechos reservados
Busco abogado - Abogados españa

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Safe Creative #1606020235799



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información